domingo, 3 de abril de 2016

Hola!


Para este nuevo proyecto, este blog, me gustaría copiar un texto que escribí en 2014, creo que puede ayudarme a presentarme a los lectores interesados, así que espero que les guste.
No dejen de navegar por aquí, serán ustedes siempre bienvenidos.




Recuerdo los veranos en Rota, y recuerdo que,  al llegar de la playa, llamaba a la puerta de la casa de mi abuela al son de "el cangurito gentil". Creo que es la única puerta a la que he llamado así en toda mi vida. La primera respuesta era de Annubis, una  lebrel italiano que creció conmigo, y que con sus uñas en el suelo, avisaba de que alguien venía. Después, una sombra que se acercaba al cristal opaco me abría la puerta y mientras me daba la espalda me decía "te habrás sacudido los pies ¿no?¨.

Era la hora de comer, cocinaba mi abuela, ¡que bien olía!. Otros ponían la mesa, otros veían la tele y a mi me gustaba mirarme en el espejo de la entrada. Siempre me han gustado los espejos. Recuerdo veranos en los que tenía que ponerme de puntillas para verme las cejas llenas de salitre y después de algunos años tuve que agacharme. Verano tras vereano me preguntaba delante de ese espejo cómo sería yo de mayor.


 Pero ¿cuánto de mayor? Creo que me refería a ahora que voy a cumplir 32.

Y ahora es cuando me gustaría poder volver a mirarme en ese espejo, que quién sabe dónde estará y decirte, niña pálida de ojos grandes y despistados,  que perderías muchas de las cosas que había en esa casa, a algunas de las personas también, me gustaría decirte que no sería fácil, que lo que cambia es lo que nos rodea, que tendrás que ser fuerte y frágil a la vez, que no podrás parar de aprender, que el tiempo es juez y verdugo, que el amor no lo salva todo pero casi, que la felicidad se puede tocar, pero el miedo también, y aun así debes permanecer tranquila, porque cuando seas mayor aun tendrás salitre en las cejas y arena en los pies.

12 comentarios:

  1. El mejor olor, la lluvia recién caída , el mejor sabor, la sal del mar, el mejor amor....., el tuyo.
    Un beso y mucha suerte bloggera!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito,Gracias.... eres mi primer seguidor/lector/admirador :) !!Espero estar a la altura!

      Eliminar
  2. Ohhhh q xuloooo. .los recuerdos son vivencias q perduran en nuestras memorias...encantada d compartirlo conmigo y X supuesto un placer seguirte amiga...mil besits preciosaa

    ResponderEliminar
  3. Qué buen proyecto!! me ha gustado mucho, deseando seguir leyéndote! 😊

    ResponderEliminar
  4. Me encanta enana!!! Que bonitos estos recuerdos. Un besazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermana, te acuerdas no?aquellos maravillosos años. Un beso

      Eliminar
  5. Enhorabuena por esta nueva y personal iniciativa. Estoy segura de que te van a seguir mucha gente por que sabes transmitir y eso te aseguro que no todo el mundo puede, simplemente o se tiene o no se tiene. Un besazo muy grande y hasta pronto, moza!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Holaaaa!! ¿Me echabas de menos?

    Al ver la foto de Anubis contigo me viene a la memoria un recuerdo feliz: cuando volvía de Villafranca o de Salamanca a casa de tu abuela siempre os tenía a una de las dos sentada en mi regazo; a ti o a Anubis. Hasta que la perra murió y tú te hiciste demasiado mayor para sentarte en mi regazo. Tengo que confesar que lo añoro.

    Me gusta lo que has escrito para comenzar esta nueva singladura. Dice más de ti de lo que tú misma crees que has dicho. Pero lo importante no es lo que tú verías ahora de ti en ese espejo sino, hagamos ficción, lo que esa niña de ojos grandes vería en el espejo si pudiera ver tu relejo actual, si pudiera ver qué le esperaba en su futuro. Yo creo que sonreiría de felicidad y satisfacción al ver la mujer en la que te has convertido.

    Sigue acumulando salitre de otros mares y océanos, porque te fertilizan el coco. Y no dejes de sacudirte la arena que te inmoviliza, que te impide avanzar.

    Sé que lo harás.

    ResponderEliminar
  7. Como siempre, has hecho que me emocione. No se si es porque eres tú quién lo dice o por cómo lo dices o son las palabras que utilizas que dan en la tecla. ¿Eso crees que pensaría esa niña? pobrecilla pensar en ella me da pena. Imagino que es porque no sabía lo dificil que se pone todo. A veces también me pasa con mis sobrinos. Ojalá no crecieran más. Y tu tampoco que ya eres muy grande!!jeje. Gracias, gato con barbas.

    ResponderEliminar